Pedaleando bajo la lluvia

Desde pequeños los que vivimos en ciudades como el DF nos protegemos de la lluvia primero por que es fría, seguro por que es incomodo y tercero por no resfriarnos, otro gallo cantaría si estuviéramos en un sitio como Mérida Yucatán donde la lluvia es tibia y mojarse es casi un placer salvo por que uno termina de todas formas empapado y hay que cambiarse de ropa.
Ahora que la temporada de lluvias llego me ha tocado más  de un par de veces pedalear bajo la lluvia, la primera vez de este año sin ninguna protección, la verdad no es intolerable, en primera si traes llantas de tacos; incluso es una buena aventura si tus llantas son lisas como las de mi bici de ciudad.
Tómatela con calma, sin impermeable ni botas para la lluvia tu ropa se hace mas pesada afortunadamente los cascos tienen visera por lo regular y me ayudo a que pudiera ver mejor, el pavimento se torna resbaladizo, los conductores se tornan más torpes de lo acostumbrado, por lo que si traes luces prenderas todas, mas vale que te vean la lluvia torna todo el ambiente gris plomizo y si no eres visible no existes.
La siguiente ves que me agarro la lluvia traía impermeable, pero no pantalón ni botas para la lluvia, bajo un aguacero torrencial se aprende un poco más, en primera, si quieres andar bajo la lluvia o cambias las llantas por unas de montaña para tener mejor agarre o cambia de bici por una que traiga mejores llantas. En ninguna de las dos circunstancias sentí frío pues la pedaleara es mas intensa, el pavimento mojado se hace mas pesado y opone resistencia, lo que aprendí con el impermeable puesto es que abajo me moje por la lluvia y arriba por el sudor así que resulto casi igual. en el grupo de Biciperros una de sus miembros publico algunas recomendaciones para andar en situaciones difíciles como estas y bueno a continuación se las presentamos y agregaremos algo de nuestra poca experiencia y comentarios.

[nggallery id=18]

Ciclismo en condiciones difíciles o inusuales

Tomar precauciones y hacer ajustes adicionales es útil cuando se usa una bicicleta en condiciones que distan de las ideales.

Bajo la lluvia

Existen tres puntos de importancia al usar una bicicleta bajo la lluvia: no mojarse, mantenerse visible, y compensar el esfuerzo dado a que el pavimento está mojado.
No mojarse. Las chaquetas diseñadas para ciclismo son más largas en la espalda para que no te mojes la parte inferior de la espalda ya que usted estará inclinado hacia adelante para llegar al manubrio en el caso de que tu bici no sea de ciudad. También ayudan a desviar el agua que empuja hacia arriba el neumático trasero si la bicicleta no tiene salpicaderas. Muchos fabricantes ahora ofrecen chaquetas impermeables que “respiran” para dejar entrar algo de aire y así lograr mayor comodidad para el ciclista.
La mayoría de las chaquetas para ciclismo tienen mejor ventilación que las ropas para lluvia tradicionales.
Se pueden sumar pantalones impermeables y cobertores para calzado para mantener seca la parte
inferior del cuerpo.
Trata de no usar chaquetas largas porque pueden enredarse en los rayos o en los frenos. Tampoco poseen
la ventilación necesaria para no mojarse No se recomienda el uso de chaquetas con capucha ya que pueden disminuir la visibilidad y el movimiento cuando se gira la cabeza. Una solución más segura para mantener la cabeza seca es utilizar un cobertor de casco que se ajuste a la parte superior del mismo.

¿Cuál es la mejor vestimenta para no mojarnos?

Para proteger la parte superior del cuerpo hay que plantearse la eterna cuestión: ¿Poncho o chaqueta impermeable?

¿Poncho o chaqueta impermeable? La eterna cuestión
Ambos tienen acérrimos defensores, pero creo que siendo realmente objetivo habría que decir que cada uno tiene sus pros y sus contras, sobre todo dependiendo de las condiciones metereológicas.

Ahí va una lista lo más detallada posible de ambos:

Poncho

Si nos decidimos por el poncho, una prenda por cierto muy usada por los alemanes que de esto algo saben, es importante que sea específico para montar en bici. Tendrá el corte apropiado para cubrirnos el trasero cuando estamos en posición de pedaleo, bandas reflectantes y, muy importante, una capucha con laterales en plástico transparente para tener una óptima visibilidad o que esté concebida para ceñirse bien a la cabeza y poder girar con esta.
Cuidado con los ponchos de excursionismo, son demasiado largos y pueden engancharse en las ruedas!
Ventajas
Al ser una prenda totalmente abierta, y por lo tanto aireada, presenta mucho menos problemas de transpiración.

  • Un buen poncho de ciclista cubre también las manos gracias a unos elásticos al efecto.
  • Protegen también las piernas (relativamente), ya que el agua escurre por los lados.
  • Se pone en un plis plas.

Inconvenientes

  • Efecto “vela” en días con viento, lo que los puede hacer inutilizables. Lo mismo ocurre en las bajadas debido a la velocidad.
  • Hay que vaciar periódicamente el agua que se acumula en la “bolsa” que se forma entre los brazos.
  • No protegen del agua que no venga de la vertical (salpicaduras, charcos, guardabarros insuficientes)

Chaqueta impermeable

La chaqueta para la lluvia ha de ser, además de impermeable, transpirable, tener un buen termosellado de las costuras, cremalleras estancas o con solapa protectora y posibilidad de abrir el “sobaquillo” y/o los laterales para mejorar la transpiración. Las que mejor cumplen estos criterios son las de montañismo, pero hay que fijarse en que nos cubran bien el el trasero. También las hay específicas de ciclismo, aunque muchas no tienen capucha (ya que se supone que llevamos el casco, al que se puede añadir una funda antilluvia).

Ventajas

  • En caso de lluvia con viento o en descensos prolongados, no presentan el problema del efecto “vela” de los ponchos.
  • Protegen del agua que venga en cualquier dirección.
  • Suelen ser más ligeras y menos voluminosas.

Inconvenientes

  • Transpiración insuficiente. Es un problema no resuelto. Ningún material impermeable, Gore Tex incluido, transpira a la velocidad suficiente como para evacuar todo el vapor de agua que se genera cuando pedaleamos. Por esta razón es imprescindible utilizar camisetas de fibras técnicas que nos mantengan secos el mayor tiempo posible, y micropolar o forro si hace frío. También es importante que la chaqueta tenga una malla interior que evite el contacto directo de la capa impermeable con el cuerpo. Las camisetas de algodón, que se empapan con el sudor, son absolutamente desaconsejables. ¡Y ni que decir tiene que un impermeable del Super no transpira en absoluto!
  • La capucha impide la visibilidad lateral en gran medida, en especial al girar la cabeza. Esto se puede solucionar mas o menos bien poniéndonos el casco sobre la capucha para que esta quede atrapada y ceñida a la cabeza o una gorra.
  • El precio. Una buena chaqueta técnica de montaña es costosa, las simples y ligeras, hasta cifras verdaderamente astronómicas.
  • Con todo lo visto, personalmente llego a la siguiente conclusión:
  • Si prevemos días de lluvias pero sin viento y por recorridos tranquilos, donde no se vaya a gran velocidad (descensos) y especialmente en regiones o épocas de calor: poncho.
  • Para regiones donde suele haber viento y/o recorridos con frecuentes descensos y especialmente en época fría: chaqueta impermeable.
  • Por ejemplo, en esta época de lluvias llevé poncho, sólo pedaleé un día con lluvia y me protegió bien la parte superior, aunque acabé empapado de rodillas para abajo (no llevaba pantalón impermeable). En zonas montañosas la decisión era obvia, chaqueta impermeable.
  • Respecto a la parte inferior, el pantalón impermeable debe cumplir las siguientes características:
  • Mejor si el tejido es de membrana que impermeabilizado por inducción (menos transpirable y poco duradero). De nuevo tenemos la referencia del Gore Tex, aunque por supuesto hay otras muy buenas.
  • Ser lo suficientemente largos para que no nos queden los tobillos desprotegidos con la pierna flexionada, y que además cubran los neoprenos o cubrezapatillas si llevamos (ver más adelante).
  • Tener cierres con elástico al final de las perneras para poder ceñirlas.
  • Si tiene cremalleras a lo largo de las perneras para ponérnoslo sin descalzarnos mejor que mejor.
  • Una redecilla interior evitará un tacto desagradable y permitirá pedalear más cómodamente.
  • Al igual que con los ponchos y chaquetas, tenemos pantalones especialmente concebidos para el cicloturismo, con la parte del trasero y la entrepierna más reforzada y preformados para el pedaleo. También los hay muy buenos de trekking.

Es importante que las perneras del pantalón se puedan ceñir con un elástico o un cierre tanka
En verano o regiones cálidas podemos, y debemos, ahórrarnos llevar el pantalón. Por muy Gore Tex que sea nos empaparemos por la transpiración. Es preferible mojarse las piernas, ya que secan rapidísimo al generar mucho calor.
Por último, nos queda por proteger los pies. Dependiendo de la intensidad de la lluvia y del frío que haga hay diversas soluciones. En verano una buena idea es pedalear con sandalias apropiadas (por cierto, Shimano las tiene con calcetas automáticas) y mojarse los pies pues estas secan rápido. Si, aún siendo verano, viajamos por zonas frescas, existen cubrezapatillas impermeables de todo tipo, incluso de caña alta y GoreTex. Se pueden llevar con calcetas sin problemas pues dejan la suela sin tapar o tienen unos agujeros en esta parte a la altura de las calcetas. También hay zapatillas de ciclismo en Gore Tex, pero bajo una lluvia intensa imagino que el agua acabará entrando por la parte del tobillo. Por último, si hace frío lo mejor sin duda son los botines de neopreno para ciclismo. Van ajustados, son impermeables y calientes y por supuesto son compatibles con calcetas automáticas. Y si andamos mal de presupuesto, unas bolsitas de plástico pueden sacarnos del paso bastante eficazmente, doy fe de ello.

Dos opciones para cubrir los pies: neoprenos si hace frío o cubrezapatillas
De todas formas, si vamos a pasar mucho tiempo pedaleando bajo la lluvia hay que resignarse y asumir que algo nos mojaremos, lo que no quita que merezca la pena invertir en buen material antilluvia.
Las psalpicaderas evitarán que los neumáticos te salpiquen de agua. Si tienes pensado ir a dar la vuelta y turistear, al trabajo o de compras en bicicleta durante la temporada de lluvias, todos son excelentes opciones de inversión.
Visión limitada. Evitar que el agua entre de los ojos y en las gafas te ayudará a ver mejor. Algunos cascos tienen viseras que son bastante útiles bajo la lluvia. Sin embargo, suelen ser demasiado cortas y es posible que no logren detener el agua por completo. Llevar una gorra debajo del casco es más efectivo.
Mantenerse visible. La lluvia tiende a reducir la visibilidad, tanto para conductores como para ciclistas. Siempre lleve ropa con colores
brillantes y si traes un chaleco reflejante es muchísimo mejor. También, recuerda usar las luces reflectoras, especialmente en horas tempranas de la mañana o a últimas horas del día. Nunca supongas que un conductor puede verte. Trata de hacer contacto visual con los conductores, especialmente en las intersecciones.

Manejo de la bicicleta y técnicas bajo la lluvia

Los frenos de la bicicleta probablemente no funcionen al 100%, especialmente si el sistema frenos utiliza pastillas de frenos que friccionan contra los rines. Tómate un momento para detenerte y “limpiar” los rines dejando que las pastillas de freno se deslicen sobre ellos al menos toda una vuelta de la rueda antes de aplicar los frenos a fondo; ajusta los tornillos en seco nunca se aflojan pero en la lluvia el agua puede aflojarlos y desajustar el sistema. Los rines de aluminio, los frenos de disco y los sistemas de freno de eje son más efectivos bajo la lluvia, de todas formas el agua tiende a desgastar mas los frenos de lo normal. Sea precavido respecto de objetos
de metal como placas de construcción en el camino y tapas de excavaciones de servicio.  Serán más resbaladizas. La humedad puede tener el mismo efecto en algunas de las líneas pintadas en el pavimento. Los charcos también son peligrosos, especialmente si no se puede determinar su profundidad. Pueden ocultar baches, rocas o escombros. Si no puedes evadir un charco, reduce la velocidad y atraviéselos con mucha precaución es mejor bajar de la bicicleta que pasar por un charco sospechoso.

Mantenimiento preventivo para bicicletas mojadas

Al andar en bicicleta bajo la lluvia generalmente se diluye el lubricante de la cadena y del tren motriz. Como mínimo, limpie la cadena y aplique más lubricante después de circular bajo la lluvia. Con el transcurso del tiempo, la humedad puede hacer que la bicicleta se corroa y que algunas partes se oxiden. Además, la humedad puede corroer los cojinetes del soporte inferior y de las ruedas.
Lleva la bicicleta a un mecánico profesional al menos una vez al año, y con más frecuencia si circulas mucho bajo la lluvia

[ultimate_free 5 /]

Raul Acevedo

Para mi andar en bici bajo la lluvia fue una experiencia inolvidable y en el monte mucho mejor lo unico fue que no fui preparado y no pude protejer de la lluvia mi cartera y todo lo que traia en ella se mojo
pero la verdad es una experiencia que se las recomiendo

    Bici Mexico

    BUeno mi estimado Raúl, es una muy buena experiencia y mas si es en los caminos de la selva de yucatán, te mojas y no pasas frio, que bueno que te divertiste, te recomuendo llevar bolsas sellables como las de los sanduiches para guardar celular y cartera asi se protegen bien saludos

Comments are closed