Bicicletas Usadas

Recuerdo que de niño heredaba las bicicletas de otras personas algunos tíos o simplemente mi papa las conseguía de algún otro lugar, simple fueron bicicletas de segunda mando que antes de caer en mis manos pasaban por le taller de Don Porfirio que les daba una mano y las dejaba presentables, normalmente esas bicicletas nos duraban unos años y seguramente se las heredábamos a alguien más o mi madre terminaba regaladoras.
Ahora que ando en bicicleta para todas partes me preguntan como adquirir una bicicleta que no esa muy costosa y que ademas tenga las características ideales de una nueva y cómoda. Por ejemplo yo compre una bicicleta nueva y mi hija y mi mujer quisieron que les comprara también a ellas, la versa no quería invertir mucho hasta estar seguro de que no sería un gusto pasajero así que decidí comprar un par de bicicletas de segunda mano.
Uno de los mejores lugares para encontrarlas es en los clasificados, otro sería los talleres de bicicletas ahí por lo general simple tiene alguna usada en buenas condiciones par vender; sin embargo hay que tener en cuenta varias cosas antes de comprar una ya que podrán verse bien ¿pero que tal serán a la hora de la verdad?

Aspecto

A nivel general la visión de la bici debe ser la mejor posible. En esto no suele haber problemas ya que todos tenemos esta apreciación visual estética. Pero no nos dejemos deslumbrar por el aspecto, pintura o complementos añadidos. Al menos, que te guste lo que tienes delante. Eso ya es un punto positivo. Dirá bastante del trato que haya podido tener la bici. Por ejemplo, las de montaña suelen haber tenido un trato severo en todos sus materiales. El desgaste y el deterioro de elementos pudiera ser mayor, pero no siempre es así. Las de carretera tienen un desgaste menor en los componentes ya que sufren menos por el terreno por el que están destinados a transitar. Sobre el deterioro del cuadro esto es difícil de comprobar pero sí el desgaste de los elementos que lo componen.

Pintura

Huye de las bicis repintadas manualmente y sin cuidado. 
Se ve el aspecto burdo de la pintura del cuadro. Dice mucho de que quien la pintó trató de ocultar el verdadero color por algún mnotivo (robo, ocultación de algún defecto producido por un accidente o por pura desidia). Las zonas de óxido en el cuadro también hay que tenerlas en cuenta ya que tendremos que quitarlas más adelante nosotros mismos.

Cuadro

A veces la estructura de acero o aluminio se agrieta o se rompe. Se le aplica soldadura y se tapa con pintura para no que no se aprecie. 
Esta soldadura aplicada al cuadro resta dureza y características a la estructura y acabara fallando con el tiempo de uso pudiendo arriesgar la integridad del ciclista al circular.

Dirección

Al sujetar el manillar con las dos manos deberemos apretar el freno delantero. Bloquearemos la rueda completamente y echaremos el peso del cuerpo ligeramente hacia delante. Se deberá sentir una firmeza en todo el conjunto de rueda-giro de dirección-manillar-maneta de freno. Nos empujaremos frenados hacia delante y hacia atrás sin que notemos ningún leve golpeteo en alguno de estos componentes. El lugar donde gira la dirección es generalmente el sitio donde más problemas de holgura aparecen con el tiempo y con el mal trato o desgaste de la bici.

Frenos

Comprobaremos los mandos de freno al presionar la palanca. 
La holgura lateral que debe de haber debe ser el mínimo, cuanto mas holgura peor calidad o desgaste. El tacto en la frenada debe ser suave y firme al aplicar toda la fuerza. 

Llantas
Tomaremos la rueda y trataremos de mover lateralmente la rueda delantera y trasera con respecto al cuadro. Aquí estamos comprobando interiormente si esta ajustado o con desgaste los conos donde apoyan los rodamientos que hacen que la rueda gire. Se debe notar la mínima holgura o golpeteo al moverla. Cuanta más holgura peor estará ajustada o más desgastada. También si gira libremente o tiene cierta dureza al girar.

Transmisión

Cadena-plato delantero-piñones traseros-eje del porta-pedales (pedalier). Básicamente nos fijaremos en los dientes del plato delantero y en los del piñón trasero, donde abraza la cadena. Puede que la cadena esté desgastada y con muchos kms pero deberemos fijarnos en que los dientes estén simétricos por las dos caras del diente. Esto nos indicara entre otras cosas que cantidad de kilómetros soportaron esos componentes y si la simetría entre dientes se aprecia visualmente. Si ves que una cara del diente hace más comba que la cara opuesta es que hay que cambiar el plato o piñón. Aunque pongas cadena nueva seguirá teniendo problemas para hacer la subida o bajada de la cadena al cambiar y pedalear, no te dejes influenciar por la marca de los componentes a veces estos ha sido maltratados y por muy buenos que furan en su tiempo habrá que cambiarlos si no están bien.
Por otra parte, para comprobar el pedalier tomaremos el plato delantero y lo trataremos de mover lateralmente. No debe de tener holgura al moverlo ya que es un componente que tiene que soporta mucha fuerza y giro producido por las piernas. De lo contrario significará que hay mucho desgaste en ese elemento y es necesario cambiarlo.

En último lugar, subete a la bici, se comprobará si la horquilla de la dirección (donde va encajada la rueda delantera) ha tenido un golpe o no, algo que no se aprecia a simple vista. Este problema se aprecia al circular: la bici siempre se dirige a un lado a pesar de mantener el manillar recto. A la vez comprobaremos que en el rodar de las ruedas no sentimos como pequeños altibajos cíclicos. Es producido por una llanta (aro donde ataca los frenos para detener la rueda) en mal estado o unos radios (varillas que forman el circulo de la rueda) mal ajustados. Al frenar, las zapatas (pastillas de freno) bailan a un lado y otro o simplemente encuentran un obstáculo en la pista de frenada (producido por algún bordillo o piedra que haya golpeado la llanta) causando una desagradable sensación al ir deteniéndose la bici. 

Más o menos estos son los aspectos técnicos a valorar más importantes.

Precio

El precio irá en función de la calidad de la bici, el estado del mismo, problemas apreciados y disposición de lo máximo que hayamos pensado pagar. Investiga primero el precio del tipo de bicicleta nueva que quieres y luego compara con los de las bicicletas usadas que te oferten, hay veces que la diferencia no es tan grande como para comprar una usada, generalmente quien te desee vender una bici te dará una explicación e historia de la misma para aumentar su valor considera esto en la negociación.
Por último a menos que seas un experto en bicicletas de colección, no compres una por ese motivo recuerda que el éxito y comodidad de el uso de esta es de acuerdo a lo bien que te sientas con ella y no por su valor intrínseco, es mejor tener una bici con buenas características técnicas y tamaño adecuado a una digna de colección.